Skip to main content

El Programa Mundial de Alimentos lanzó junto a Brasil en 2011 el Centro de Excelencia contra el Hambre para usarlo como una casa matriz de soluciones para derrotar al hambre y la malnutrición. Como puente Sur-Sur que une a la seguridad alimentaria, el Centro se nutre de la experiencia brasileña para compartir conocimiento y políticas innovadoras entre los países en desarrollo. Se enfoca principalmente en vincular a los sistemas de comidas escolares con los productores agrícolas locales, ya que ofrece asistencia técnica a los gobiernos nacionales para diseñar, mejorar, expandir y, eventualmente, llevar a cabo sus propios programas de alimentación escolar.

Fomentar la cooperación regional es uno de los puntos centrales en la agenda del Centro, y los Objetivos de Desarrollo Sostenible ofrecen ímpetu político. En 2015 se alcanzó un hito cuando más de 20 países se reunieron en Dakar, Senegal, para crear una Red de Alimentación para Escuelas en África; cuyos términos incluyeron el aumento de los presupuestos nacionales para los programas de comidas escolares. La cantidad de miembros continúa incrementándose.

Cuanto más se utilizan en conjunto con las iniciativas de desarrollo social, tales como las granjas de pequeños productores, las comidas escolares funcionan cada vez más como una estrategia poderosa para superar el hambre y potenciar las economías locales. Es por esto que el Centro de Excelencia ofrece una asistencia técnica más amplia relacionada con la nutrición, la agricultura minifundistay la protección social. El Centro expande sus servicios a medida que crece la demanda por parte de países, que se convencen cada vez más de que se puede lograr el Hambre Cero.

En 2011
el Centro de Excelencia contra el Hambre fue lanzado conjuntamente por el WFP y Brasil
20 países
se reunieron en Dakar en 2015 para crear una red africana de alimentación escolar y aumentar los presupuestos nacionales para los programas de comidas escolares