Skip to main content

Al sur del Desierto del Sáhara, la región semiárida del Sahel pasa sobre las naciones de Burkina Faso, Chad, Mali, Mauritania, Níger y Senegal en África Occidental.

Además de la pobreza, la inseguridad alimentaria y la malnutrición que ya afectan a estos países en distintos niveles, las sequías, las cosechas fallidas y los precios altos de los alimentos básicos aceleraron la llegada de la "temporada de escasez" de este año, y es la peor desde 2014. Hasta 5,8 millones de personas corren el riesgo de sufrir hambre grave entre junio y septiembre. Si la respuesta no es adecuada, este número podría elevarse hasta los 6,5 millones.

Las mujeres y los niños son los que se ven más afectados. Las familias reportaron que tuvieron que reducir sus comidas diarias y que los niños están muy debilitados como para ir a la escuela. Hasta 5,5 millones de niños de seis países están en riesgo de sufrir malnutrición grave, más 1,7 millones que se enfrentan a la malnutrición aguda grave, lo que representa un aumento del 50% en comparación al año pasado. 

Las malas lluvias no solo destruyeron las cosechas, sino que también redujeron la disponibilidad del pienso y el agua para el ganado. La migración temprana de ganado causa un pastoreo excesivo y tensiones entre los pastores nómadas y las comunidades locales.  

La inestabilidad política, el conflicto y la inseguridad (incluido el extremismo) en algunos países del Sahel empeoran más la situación, lo que incluye el debilitamiento del flujo de alimentos, del comercio y de la asistencia. En Burkina Faso y Mali, algunas de las poblaciones más perjudicadas están en zonas inseguras difíciles de alcanzar, en las cuales entregar asistencia es difícil. El cierre de las fronteras en Níger y Chad evitan que los pastores lleguen a los pastos y a los mercados para vender su ganado, y esto es un mecanismo típico que utilizan cuando los alimentos son escasos.

Para salvar vidas y evitar la hambruna, el Programa Mundial de Alimentos ofrece asistencia alimentaria y monetaria de emergencia a aquellos que tienen mayor inseguridad alimenticia, con el objetivo de alcanzar a 3,5 millones de personas en los seis países.

WFP también apoya la resiliencia de los individuos y las comunidades a través de la construcción o rehabilitación de infraestructura, la diversificación de medios de vida, la restauración de ecosistemas y la provisión de comidas escolares y apoyo nutricional.

En Níger, el WFP apuntaló los medios de vida de un millón de personas en 2017 mediante la creación de activos en las aldeas (incluidos los sistemas de irrigación "media luna", que ayudan a canalizar el agua hacia el suelo árido, lo que permite que los cultivos crezcan) y las medidas de protección social.

5,8 millones de personas
en seis países necesitarán asistencia alimentaria entre junio y septiembre de 2018
5,5 millones de niños
en seis países corren el riesgo de sufrir malnutrición grave
US$285 millones
son necesarios para suplir las necesidades de 3,5 millones de personas durante la temporada de escasez

WFP en el Sahel

Qué está haciendo el Programa Mundial de Alimentos en el Sahel

  • Burkina Faso

    La asistencia alimentaria y monetaria comenzó a fines de mayo en las regiones del Sahel y del este del país, en donde el WFP asiste a 725.000 personas.
  • Chad

    La distribución de asistencia alimentaria del WFP para la temporada escasez, comenzó a principios de mayo en la región oriental de Wadi Fira, durará cinco meses y continuará en las otras cinco regiones sahelianas para asistir a más de medio millón de personas. El objetivo es brindarle apoyo 700.000 personas durante la temporada de escasez.
  • Mali

    WFP completó la distribución de marzo a mayo para 155.000 personas. En total, el WFP planea darle asistencia a más de 720.000 personas en Mali durante la temporada de escasez.
  • Mauritania

    WFP completó las distribuciones para casi 35.000 personas en abril, y para más de 65.000 personas en mayo. En total, planeamos darle apoyo a más de 425.000 personas mediante la distribución de alimentos y la asistencia monetaria.
  • Niger

    Las distribuciones comenzaron en junio y continúan hoy en día, con más de 400.000 personas a las cuales se les brindó asistencia con alimentos y efectivo, y casi 25.000 niños menores de dos años que recibieron suplementos diseñados para prevenir la malnutrición. El WFP planea asistir a más de 940.000 personas.
  • Senegal

    En la primera mitad de junio, el WFP completó su distribución de cupones o bonos de alimentos a casi 45.000 personas al norte del distrito de Podor. Se planea una segunda distribución de cupones junto con productos nutritivos en junio para más de 20.000 personas en el departamento de Matam. Para apoyar los esfuerzos del gobierno de Senegal, un total de 140.000 personas recibirán asistencia durante la temporada de escasez.

Cómo puedes ayudar

Por favor, dona hoy y ayuda a que los alimentos salven la vida de aquellas familias que más los necesitan.